lunes, 22 de diciembre de 2014

Misa Tradicional de Navidad en Nuestra Señora de Puerto Claro, Valparaíso


        Al final de la misa  del  3er domingo de Adviento, el padre Jaime, párroco de Nuestra Señora de Puerto Claro en Valparaíso donde cada domingo  celebra la Misa Tradicional, nos anunció que la misa del día 25, la misa de Navidad, iba a ser sola una y esta sería la Tradicional. Estaba muy emocionado el padre con el anuncio, pues sería la primera vez que la única Misa del día sería  la Tradicional y con canto gregoriano, interpretado por el naciente coro de muchachos que han comenzado a asistir regularmente a esta Misa los días domingos. Sí, ya no somos los únicos asistentes y esperamos que de ahora en adelante se nos unan más fieles, especialmente los más jóvenes que han descubierto en el ursus antiquior un tesoro, una liturgia bella que agrada a Dios.
        El padre Jaime Herrera cumplirá en Enero del 2015 sus 25 años de sacerdocio. Me consta el amor a la Iglesia y a sus hijos que tiene el padre. Está enfermo, apenas puede moverse. Le cuesta una enormidad subir y bajar las pesadas escaleras que de la sacristía lo conducen a la iglesia. Afirmado de un bastón camina lentamente y sube al altar con un gran sacrificio. Sumado a esto su parroquia ubicada en una empinada calle del Cerro Toro no ayuda mucho a alguien que a duras penas logra caminar. Sé que sufre fuertes dolores, pero aún así es un testimonio viviente del amor a Dios y a sus hijos, especialmente a sus fieles parroquianos. A pesar del dolor nunca le he visto triste, ni renegando a causa de la enfermedad que poco a poco le quita la movilidad. Como todo hombre tiene defectos, pero es imposible dejar de admirar como cada día se levanta a servir a Dios con dedicación y alegría. Nunca se niega a administrar un sacramento a quien se lo pide, nunca se ha negado a ir a la clínica o al hospital a confesar o a darle la comunión a un enfermo. Viaja como sea a celebrar matrimonios y bautizos donde se lo pidan: nunca, nunca en los años que le acompaño ayudándolo como puedo en la sacristía le he visto decir no a quien acude a conversar con él o a confesarse a horas imprudentes.
        Ojalá hubiera más sacerdotes como él y le pido a Dios para que alivie en algo sus dolores y pueda seguir ejerciendo su ministerio sacerdotal por el bien de tantas almas, incluidas las de mi familia. Les pido pues, sus oraciones por este hombre de Dios que en Enero también se someterá a una intervención quirúrgica y les pido, en la medida de lo posible, que puedan acompañarlo este 25 de Diciembre a las 13 horas en la Misa de Navidad.
El blog del padre Jaime es: http://ourladyofmercyofclareport.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario