jueves, 14 de septiembre de 2017

Aviso Santa Misa Tradicional en Valparaíso

La Santa Misa Tradicional, que se reza cada domingo en la Parroquia de Nuestra Señora de las Mercedes de Puerto Claro, Valparaíso, por este domingo 17 de Septiembre se rezará en la Capilla del Ex-Fundo el Vergel en Hijuelas, a las 13 hrs. 





miércoles, 23 de agosto de 2017

El sueño cumplido de R.H.Benson: St. Richard of Chichester

Monseñor Benson nunca termina de sorprenderme, y sigo descubriendo en su vida aspectos notables. Siempre ando buscando en internet fotos suyas que sean inéditas o poco conocidas, o artículos de la época para subirlos al blog. Así me enteré sobre su aporte a la construcción de una hermosa iglesia en el pueblo donde él vivió, en Buntingford en el condado de Hertforshire y que ahora es una parroquia: Saint Richard of Chichester conocida también con el nombre de Benson Memorial Church. Les dejo algunas fotos y la traducción de un par de artículos, uno actual y otro aparecido en The Tablet en agosto de 1936 y que hacen alusión a esta capilla. Este último tiene un reportaje que incluye una verdadera inmobiliaria que ofrece casas “con electricidad y agua” cerca de la iglesia y de la casa de R.H. Benson.

                 BUNTINGFORD - ST RICHARD OF CHICHESTER
                    
John Salmon [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

 Una revivida iglesia gótica de silex y piedra construida entre 1914 y 1915, diseñada por Arthur Young y financiada en parte por el llamativo escritor y polemista católico Mgr. R. H. Benson, del vecindario de Hare Street House. Benson murió en 1914, y la iglesia se convirtió en su memorial. La torre se añadió posteriormente. La iglesia, el presbiterio y el Benson Hall son de interés histórico y ocupan una posición prominente dentro del área de conservación local.

Resultado de imagen para st richard of chichester buntingford fotos
Colocación de la primera piedra
En 1906 Mgr. Robert Hugh Benson adquirió la casa de Hare Street, cerca de Buntingford. Mgr.Benson (1871-1914) era hijo de E.W. Benson, Arzobispo de Canterbury desde 1883 -1896, y fue un monje anglicano antes de su conversión al catolicismo romano, a cause célebre en 1903. Un hombre de gustos sofisticados y exóticos, como sus hermanos Frederick (autor de las novelas de Mapp y Lucia) y Arthur, Benson fue un escritor, especializado en historias de fantasmas y en novelas con un sabor a católico milenario. Además de adornar la casa de Hare Street y de construir una capilla en una vieja cervecería, él puso en marcha y financió la construcción de una nueva iglesia católica en Buntingford. Esta fue construida en el estilo gótico perpendicular a partir del diseño de Arthur Young, el cual tres años antes había diseñado la nueva iglesia de Old Hall Green. Los constructores fueron Jacklin y Compañía de Royson, y la primera piedra fue puesta el 16 de mayo de 1914. Benson murió en octubre de 1914, aparentemente de agotamiento, un poco tiempo antes de su cumpleaños número cuarenta y tres. Fue sepultado en la huerta de Hare Street, sobre la cual se encuentra una capilla memorial dedicada a San Hugo, la cual fue abierta en 1917, diseñada por el padre Benedict Williamson, (de acuerdo con el padre Anthony Symondson en un artículo anteriormente citado) y sirvió como una capilla a la parroquia de Buntingford. Hare Street House fue legada por Benson a la Arquidiócesis de Westminster como casa de descanso para el arzobispo.

La iglesia de Buntingford, dedicada a San Ricardo de Chichester, se convirtió en la Iglesia Memorial Benson. Fue abierta el 21 de enero de 1915, y de esa época son la nave, el sagrario, la sacristía y el presbiterio. La capilla de la Virgen se añadió en 1916, financiada por una donación anónima de una dama estadounidense.

                                          
John Salmon [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

 El pórtico en 1934 y la torre en 1939 (ésta y probablemente el atrio, fueron diseñados por Allan D. Reid, un socio de Young). En la torre el padre Messenger, el párroco de esa época, incorporó fragmentos de mármol y piedras traídos de San Juan de Letrán, del Coliseo, de las catacumbas romanas, de Atenas, de Tierra Santa y de la Abadía de San Albano. La iglesia fue consagrada por el muy reverendísimo obispo de Lamus, Edward Myers el 5 de junio de 1940.

La lista de abajo describe la arquitectura de la construcción, pero dice poco acerca del mobiliario. La siguiente información puede ser añadida

-       La caliza del relleno es de la cantera de St. Aldhelm Box Group.

-       La torre de 1939 tiene 45 metros de altura, con una aguja de cobre de 35 pies.

-       Las vigas del techo interior de la iglesia son enteramente de roble.

-       El suelo del santuario fue terminado con mosaicos de mármol, mientras que el altar gótico y el retablo son de piedra de Bath con mármol amarilla de Siena. Ubicado sobre la parte superior del retablo hay una pequeña imagen de Cristo en bronce con los brazos extendidos. Se ha ubicado una mesa en el reordenamiento post Vaticano II.

           
John Salmon [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

-       La capilla de la Virgen tiene el altar gótico y el retablo de piedra de Bath, y está amueblado con curiosidad presumiblemente recogido por Mgr. Benson, e incluye un relicario de madera pintada y una pintura en óleo enmarcada de San Casimiro, santo patrono de Lituania.
  
-       El vitral en la ventana este representa a Cristo Majestuoso flanqueado por San Jorge y San Ricardo de Chichester, hecho por Hardman Studios, en 1949.

                             
John Salmon [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons
  
-       En la pared norte está fijada la imagen de un santo obispo (¿San Ricardo?) en memoria de Arthur Morgan (f. 1930).

-       La nave central está provista de bancos modernos (una fotografía en los archivos de la diócesis muestra sillas individuales).


                           The Tablet 
                                                                                                                     8 de Agosto de 1936
                                
                        El Apostolado Rural, Buntigford

La historia católica reciente de Hertfordshire se está consolidando para aquellos que se preocupan por la volver a catolizar Inglaterra.

Lo que ahora conocemos como St. Edmund´s Ware tuvo sus inicios en Old Hall Green en 1769. Por muchos años la totalidad del condado era servida por este único centro. En 1864 hubo otras dos misiones a Hertfordshire: Waltham Cross y Hertford. Luego comenzó una gran ofensiva, y en los cincuenta años siguientes fueron llevadas a cabo veinte misiones.

                             Resultado de imagen para st richard of chichester buntingford fotos
Foto de la construcción 1914

Hasta hace poco, sin embargo, en 1908, Old Hall Green sirvió a un distrito de 120 millas cuadradas. Buntingford estaba en esta parroquia e incluso la distante ciudad de Royston.

En 1912 Buntingford tuvo su propio sacerdote, y en 1914 la primera piedra de la actual iglesia fue puesta por Monsignor Benson.

El levantamiento de una iglesia real para Buntingford fue el sueño del “Padre Benson” – una iglesia tan digna como solían ser las hermosas iglesias en el país previas a la Reforma. Iba a ser una iglesia de piedra de sílex con una torre coronada por una aguja y así tal cual sería. Aunque Monsignor Benson murió a los pocos meses después de haberse iniciado la construcción, su “sueño” se convirtió en su memorial y cuando se termine esperamos que sea incluso más hermosa que la que soñó.

La Misa se ha dicho en ella desde 1915 y gradualmente, mediante el constante y valiente esfuerzo de los sacerdotes parroquiales, el memorial se está acercando a su conclusión. El padre Benson murió justo antes de que la gran distracción de la guerra, de lo contrario no hay duda que nosotros le hubiéramos dado lo que merece más rápidamente. La misma Buntingford, aunque significaba tanto para su gente, pudo hacer poco. En una parroquia que incluye veintiuna parroquias rurales hay solamente setenta y cinco católicos.

                                
Eirian Evans [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons
Buntingford está a treinta millas de Londres, y la iglesia está en el camino principal de Londres a Cambridge. Se ubica en la entrada sur de la ciudad y los que transitan por el camino no se la pueden perder, esperamos que no sea así.

Aquellos que ven la hermosa iglesia, la pequeña ciudad y le encantador campo alrededor puede resultarles atractivo vivir ahí y ayudar. Hay casas esperando por ellos. Una ahora está siendo construida a solamente tres minutos de la iglesia. Se encuentra en una posición alta, bien atrás del camino, y tiene seis habitaciones. Posee luz eléctrica y un cuarto para el garaje. El precio es de £595 con pleno domino de la propiedad.

En Hare Street, enfrente a la antigua casa de Monsignor Benson que ahora es la casa del arzobispo, hay una granja que va a ser dejada. Está a una y media milla de Buntingford. La casa tiene seis habitaciones, tres salas de estar, tiene luz eléctrica, agua, etc. Renta de £70 al año.

Escriba por más detalles de esta parte de Inglaterra y de las casas disponibles al Reverendo E.J. Mahoney, St. Richard´s, Buntingford, Herts.



martes, 8 de agosto de 2017

Crecer jugando con barro y agua

        
   "Ustedes han visto un niño, cómo se excita con la flor, con un insecto, porque ve un milagro en esas cosas; y es que todas las cosas son un milagro. Una hormiga es un milagro, sencillamente, ese cuerpecito diligente sostenido por seis patitas minúsculas, y que las seis patitas llegan al suelo...(Maeterlinck hizo la experiencia de cuánto vivía una hormiga, tuvo una hormiga ocho días dentro del agua y, cuando la sacó, estaba viva todavía.) Y el niño va sacando de los pájaros, y de la hojita, y del sol, una sugerencia. 

         La infancia es la época receptiva por excelencia; va el niño formando lo que se llama el subconsciente, y después sacará todo eso a flote. Es en la infancia cuando se forma ese subconsciente, y después, eso alimenta a la inteligencia, cuando la persona llega al uso de razón. Cosas que él no va a saber. Como es el caso de Paul Claudel, que se salvó gracias a su comunión  con la tierra. Se forma bien al niño en su infancia, recoge eso el subconsciente, y después el hombre va a saber distinguir la luz de las sombras; va a tener como un instinto de la luz en todos los órdenes. Bueno. Éste es un punto verdaderamente importante y hay que hablarlo hoy en tono de elegía, de muerte.

         El hombre antiguo estaba en medio del universo sensible, como el pez sumergido en el agua; de ahí las grandes culturas que han nacido y los procesos artísticos que han surgido de los egipcios, de los griegos. Estuvieron en contacto con la tierra, con las aguas, con el universo. Y eso estaba empapando su vida con mil sugerencias, con misterios luminosos.

         Nunca identifiquen "misterio" con "sombras" sino con "luminosidad". Es cuando llegamos a mirar las cosas en sí. Nos esforzamos hasta llegar a la esencia de la cosa, y después cuando vemos la cosa en sí, ya está: estamos en la posesión del misterio. El misterio hombre, y el misterio mujer; y el misterio cielo, y el misterio ángel, y el misterio Dios. El hombre antiguo hacía así, y de ahí que daba esa floración tan diáfana.

         El hombre moderno, qué es lo que ha hecho: se ha aislado de la naturaleza, porque partió de un punto falso. Todavía rebelado, (creyó que no) es la naturaleza la gran amiga del hombre. Y el hombre ha creado un mundo de acero, y todo es áspero, y no sabe sino matar a sus niños. Ese ambiente sin sol, sin cielos, sin aves, sin barro, sin agua. Tiene que haber una reacción, o por lo menos una potente nostalgia, que lleva al hombre a ese contacto con las cosas creadas, de las que acepta el hombre la sabiduría".

                                                                 Fray Mario José Petit de Murat, El amanecer de los niños

                       Nota de Beatrice: la foto que ustedes ven arriba corresponde a dos de mis hijos con sus pies en la acequia que cruza nuestro campo. El agua está a no más de 5 grados celcius, pero a pesar del frío,  no hay cosa que disfruten más estos pequeños salvajes que estar con el agua hasta la rodilla, con los pies llenos de barro, y nuestra perrita corriendo como un verdadero perro de agua en el arroyo.. Dichosos los que vivimos en el campo. Bendito sea nuestro Señor, que nos regala estos pequeñas gracias que convierten a los niños en hombres hechos y derechos.

viernes, 4 de agosto de 2017

¡Gracias Wanderer! ¡Hasta pronto!


The Wanderer


Querido Wanderer:

                               Con gran sorpresa esta semana me encontré con que su último post se titulaba: "Sicut gloria mundi transit, sic etiam transit The Wanderer",  lo cual me llamó profundamente la atención porque además, no daba pie para los comentarios. Confirmada por usted mismo mi sospecha de que el blog ya no va, he decidido escribirle estas palabras.

                               No recuerdo cómo llegué  a su blog el 2009, seguramente buscando algún material sobre monseñor Benson, al cual recién venía conociendo. El punto es que encontrar su blog fue para mí una revelación, y de ahí en adelante me hice adicta. No hay día en que no revise si hay alguna nueva publicación, y es por eso que hoy quiero darle las gracias por estos años de amena lectura. El Wanderer ha sido un lugar de encuentro con muchos amigos que comparten no solamente la misma fe, sino que además los mismos gustos literarios, los mismos principios, los mismos ideales, y el soñado mismo modo de vida. Cómo no darle las gracias por haberme presentado a autores que no conocía:  a Senior, a Bouyer, y hasta a la misma Natalia Sanmartí y su Srta. Primm. Cómo no agradecer por haberme enlazado con otros tantos sitios que ahora también sigo. Gracias a usted conocí a Jack Tollers, a Ludovicus, a Lupus, al Poeta,  y a otros tantos que se sumaban a su blog escribiendo eventualmente y cuyos artículos siguen siendo una luz en medio de esta época llena de confusión y de verdades a medias, o como ahora dicen, de post verdades. Cómo no agradecerle las historias de don Gabino: tan sabias, tan simples, llenas se sentido común y de enaltecedora espiritualidad, como la conversación que se puede llevar a cabo con buenos amigos mientras se toma una copa, o se toma un té inglés como mi Mateo.

Los que no conocen de la historia de la Iglesia no comprenden que ser católicos no significa aceptar a ciegas  todo lo que diga un pontífice, y que  no se puede criticar lo que viene de la jerarquía y del clero cuando estos están errados. Muchos no han entendido que sus críticas a algunos obispos, sacerdotes y hasta al mismo papa no están movidos por otra cosa que no sea el amor a la Verdad, y no un ataque personal hacia ellos. Cuando se quiere confundir a las almas, lo que tarde o temprano puede tener consecuencias para la eternidad, es deber de todo católico corregir al que confunde y enseñar a los que están confundidos y esto es precisamente lo que su blog ha hecho.

A usted don Wanderer le debo el haber comenzado con mi blog. Usted me animó para dar el punta pie inicial y además, ¡me llenó de visitas! Casi el 80% de mis lectores viene de su bitácora.

Le extrañaré, ¿qué quiere que le diga?  Usted forma parte de mi rutina en internet, y me siento como si hubiera perdido a un amigo. Y tal como hace un par de años, espero que algún día retome nuevamente el blog, siguiendo el ejemplo de Sir Conan Doyle con Sherlock Holmes, y el Wanderer reviva. En un medio plagado de basura, plagado de maldad, donde el demonio está desatado por doquier, blogs como el suyo hacen mucha falta. Aunque también comprendo que han sido 10 años que han tenido luces y sombras, alegrías y muchas tristezas e incomprensiones, pero sepa que nuestro Señor que tiene contados nuestros cabellos, sabe de todo esto que ha pasado y  lo tendrá en cuenta. Tendrá presente todo el bien que a través de este medio usted le ha hecho a tantas almas, entre las que me incluyo.

 The Wanderer - El Caminante -  ha peleado el buen combate y no pierdo las esperanzas de que sea un ¡hasta luego!. Me despido con la satisfacción de haber conocido a un auténtico caballero.

Suya con afecto y admiración,
Beatrice

sábado, 29 de julio de 2017

Bensonians en el III Congreso Summorum Pontificum

Entre el 27 y el 29 de Julio se desarrolló la tercera versión del Congreso Summorum Pontificum organizado por la Asociación Litúrgica Magnificat Una Voce Chile, con motivo de los 10 años del Motu Proprio. Nos pudimos asistir el viernes a la Santa Misa en primer lugar, rezada por el padre Angel Alfaro, y luego asistimos a las conferencias. La primera fue dictada por el padre  Pedro Felix Salas y la segunda la dictó el profesor Rubén Peretó Rivas. Ambas muy interesantes, aportando la experiencia de la aplicación del Summorum en una parroquia, en el caso del padre Salas y posteriormente la historia del Movimiento Litúrgico desde principios del s.XX hasta el Concilio Vaticano II.  El día de hoy asistimos al coloquio, luego a la misa solemne y terminamos con un vino de honor. Fue muy grato encontrarse con amigos del mundo tradicional.

Agradecemos una vez más a la directiva de Magnificat por la invitación y por la gentileza que caracteriza a cada uno de los miembros de la Asociación, que nos entregó además un libro sobre la historia de Una Voce Chile que se publicó con motivo de los 50 años celebrados el año pasado.

Les dejo un registro fotográfico de ambos días.
                                                                                 







         
                                                                       
                                         

                                         

                                         

            
                                                                   

lunes, 24 de julio de 2017

La Eternidad, en El Gran Divorcio de C.S. Lewis


        Imagen relacionada

  "Hijo mío - me dijo -, en tu estado actual no puedes comprender la eternidad. Cuando Anodos miró por la puerta de lo sin tiempo no obtuvo mensaje alguno. Pero puedes obtener una similitud si dices que tanto el bien como el mal, cuando han crecido, son retrospectivos. No sólo este valle sino toda la vida en la tierra será infierno para quienes se condenan. Eso es lo que no entienden los mortales. Hablan de un dolor temporal que "ninguna bendición futura podría equilibrarlo" sin saber que el cielo, una vez que se lo ha obtenido, trabaja hacia atrás y convierte en gloria cada sufrimiento. Y dicen de un placer pecaminoso: "déjenme gozar de esto y me haré cargo de las consecuencias". No se imaginan cómo se esparcirá la condenación por su pasado y cómo les contaminará el placer del pecado. Ambos procesos empiezan antes de la muerte. El pasado del hombre bueno empieza a cambiar y sus pecados perdonados y sus penas recordadas adquieren cualidad de cielo. El pasado del hombre malo se configura según su maldad y sólo se llena de melancolía. Por esto, al fin de los tiempos, cuando el sol se alce aquí, y allá el crepúsculo se vuelva negra oscuridad, los benditos dirán "siempre hemos vivido en el cielo" y los perdidos, "siempre estuvimos en el infierno". Y ambos dirán la verdad.

- ¿Y esto no es muy duro, señor?

- Eso es el sentido verdadero de lo que dirán. Las palabras reales de los perdidos, las palabras, serán distintas, sin duda. Uno dirá que siempre sirvió a su país bien o mal; otro, que sacrificó todo por el arte; algunos, que nunca se los llamó; otros, que gracias a Dios, siempre buscaron al número uno; casi todos, que por lo menos fueron leales consigo mismos.

- ¿Y los que se salven?

- Ah, los que se salvan..., lo que les sucede se puede comprender como lo opuesto a un espejismo. Lo que parecía, al acercarse, un valle de dolor, se convierte, cuando lo miran otra vez, en un pozo; allí donde la experiencia presente sólo distingue desiertos de sal, la memoria indica, con verdad, que los pozos estaban llenos de agua.

- ¿Entonces tiene razón la gente que afirma que cielo e infierno sólo son estados mentales?

- ¡Uh! - dijo, en tono severo -. No blasfemes. El infierno es un estado mental...Nunca has dicho nada más verdadero. Y todo estado mental, por sí mismo, todo encerramiento de la criatura en la cárcel de su propia mente es, en último término, infierno. Pero el cielo no es un estado mental. El cielo es la realidad misma. Todo lo plenamente real es cielo. Porque todo lo destructible será destruido y sólo quedará lo indestructible."

                                                                                    C.S. Lewis, El Gran Divorcio, un sueño.

lunes, 10 de julio de 2017

Crecer acolitando, a 10 años del Summorum Pontificum

Tendrán que perdonar lo absolutamente autoreferente de este post, pero quiero entregarles a ustedes un testimonio fotográfico de mis hijos sirviendo en el altar ahora que estamos recordando los 10 años del Motu Proprio que ha significado  mayor libertad para los sacerdote que desean celebrar la Misa Tradicional. El mayor de mis hijos varones comenzó a acolitar el año 2010, cuando tenía 8 años,  y a medida que fueron creciendo sus otros dos hermanos se le sumaron.   Para estos niños la misa dominical y la de precepto es la Misa Tradicional, no conocen otra, y cuando les ha tocado asistir ya sea por una misa colegial o por algún matrimonio a la misa nueva se dan cuenta de inmediato de los diferencias con la Misa Tradicional. Se equivoca grandemente aquel que piensa que por estar en latín o por estar el sacerdote de espaldas, los niños no entienden o no se dan cuenta de lo que está ocurriendo en el altar. Con su misal en mano no tienen por qué no entender y se sienten "participando" de una mejor manera que en el novus ordo. Bendito sea Dios que podemos tener nuestra misa de siempre.  Dios quiera que todos los niños que tienen el honor de acolitar en el altar perseveren en su fe y no se dejen tentar por los actuales cantos de sirenas a los cuales son expuestos cada día. El combate espiritual para los niños de hoy es y será feroz, y sin la misa creo que será imposible que ellos resistan.

Sirva además este recuerdo fotográfico para agradecer a aquellos que se tomaron el tiempo en cada misa para enseñarles a mis niños: a Enrique Jara, a Matthew Taylor; a Carlos Sebastián Castro;  a Marco Echeverría; a nuestros amigos de Una Voce Casablanca en especial a Egons Morales entre otros; a los amigos de Una Voce Magnificat que siempre los han acogido con los brazos abiertos para que sirvan en el altar cada vez que vamos a Santiago. Mis niños nunca han  tenido una preparación formal, como una jornada especial de entrenamiento y todo lo han aprendido en cada misa rezada y cantada.

Agradecer también a los sacerdotes a los que han servido en el altar: padre Jaime Herrera, de la Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes de Puerto Claro donde sirven cada domingo; padre Milan Tisma, padre Andrés Chamorro, monseñor Jaime Astorga, padre Hernan Ducci, padre Carlos Hamel, padre Jonathan Romanoski, padre Luis Reynoso,  padre Mauro Ojeda, padre Julio Coca. Si me olvido de alguno, mis disculpas. Que Dios les bendiga.

 Septiembre 2010
Septiembre 2010

Noviembre 2011

Agosto 2011

Febrero 2012
                                              
                                                                Febrero 2012


2013

 Junio 2013
Julio 2014

Noviembre 2014

Febrero 2015
Julio 2015

                                     
                                                  Agosto 2015

Septiembre 2015
                                               
       
Agosto 2016
 
Septiembre 2016
Octubre 2016

Julio 2017

Julio 2017
                                       
Julio 2017