miércoles, 31 de diciembre de 2014

Programa de vida cristiana. ¡Feliz y Santo Año 2015!


Queridos pacientes lectores de Bensonians: faltan pocas horas para terminar el año y no quiero dejar pasar la ocasión para transmitirles mis mejores deseos para el año nuevo que se inicia. Lejos de los fuegos de artificio, de las megas-fiestas y de los desbordes de las celebraciones, estaré con mi familia en casa en el campo esperando poder darnos el correspondiente abrazo e iniciando el año con alguna oración, ofreciéndole a nuestro Señor todas nuestras buenas acciones para el año 2015,  esperando que nos bendiga con salud espiritual y material. Le rogamos para que nos libre de la sequía que por ya largos años nos afecta. Chile se seca y el avance del desierto ya lo vemos alcanzar nuestra región de Valparaíso.
         Quiero copiarles un progama de vida cristiana que está incluído en mi misal diario de 1958 de Dom Gaspar Lefebvre, o.s.b. La imagen que inicia este post es precisamente de este misal al cual quiero mucho, y que encontré cuando tenía yo 15 años arrumado en la biblioteca de mi papá. Quería entender lo que se cantaba en las misas de Mozart que por aquellos años era mi música favorita. Y desde esa fecha - donde no entendía nada de nada y que me parecía una cosa tan rara la misa tradicional en latín -hasta hoy me acompaña siempre. 
       Ojalá pudiéramos llevar a cabo este plan de vida. El propósito no falta y lo en la medida de las posibilidades intentamos vivir cristianamente. Lo que no podemos hacer, como la misa diaria, o los retiros anuales, lo suplimos con el rezo del oficio en Laudes y en Completas. Oración, trabajo y caridad...ese debiera ser nuestro plan de vida. Que Dios nos ayude a realizarlo.
       Un abrazo para todos ustedes,
       Beatrice

                                                      Un programa de vida cristiana

Lo primero es amar a Dios y si de veras le amas, "haz lo que quieras", porque es seguro que evitarás el pecado, o sea, el único mal verdadero que puede haber en la tierra. Evitarás el pecado mortal, y aun el venial deliberado y las ocasiones de pecar.

Cada día.
2° Retírate temprano a tu casa, teniendo horario fijo para levantarte, comer, recrearte y acostarte.
3° Oye la santa Misa todos los días con el "Misal Diario" que te ayude o con otro libro similar, y comulga en ella. - Si eres hombre, mayor razón para hacerlo, porque lo necesitas más.
4° Ten a diario un ratito, si quiera 5 minutos de oración mental o meditación.  (...) Es asunto muy importante, y más si eres hombre y estás muy ocupado.
Trabaja, porque si no lo necesitas para mantener el cuerpo, lo necesitas para sostener tu alma. No hay peor microbio moral que la ociosidad.
6° Reza también el santo Rosario, rézalo en familia, llamando también a tus criados.
Lee a diario alguna página de algún libro bueno e instructivo. ¡Los tenemos tan hermosos en castellano! No leas en cambio revistas ni periódicos poco recomendables, porque te harán y harán a otros mucho mal.- Divide tu día en tres 8, conforme a la escuela de Salerno: 8 horas de trabajo, 8 de descanso, y 8 para lo demás, recreo, visitas...

Cada semana.
8° Descansa el Domingo, porque lo manda Dios y su Iglesia; porque lo necesitan tu alma y tu cuerpo.
9° Oye misa y sermón todos los días festivos en tu parroquia, (y más si eres hombre), y lee en esos días algún libro religioso y espiritual.

Cada mes.1
10° Confiesa y comulga por lo menos cada mes, y más si eres hombre.

Cada año.
11° Bien te vendrían Ejercicios espirituales.
12° Confiésate y comulga por Pascua, pero no por mero cumplimiento. (...)Observa los ayunos y abstinencias de la Santa Madre Iglesia. No sé qué disculpa tendrás para no observar estas últimas.

¡Siempre!
13° Vive siempre como quien ha de morir.

Finalmente, oye a Sta. Teresa que te dice:-

"Acuérdate que no tienes más que una alma - ni has de morir más que una vez - ni tienes más de una vida breve...ni hay más de una gloria, y ésta eterna; y darás de mano a muchas cosas.
   Tu deseo sea ver a Dios - tu temor, si no le has de perder - tu dolor, que no le gozas - y tu gozo, de lo que te puede llevar allá; y vivirás con gran paz."

  


8 comentarios:

  1. Os deseo lo mejor desde Madrid, pero ; cómo es que no consideráis una verdadera Gracia tener a Pedro tan cercano a vuestras tierras?

    ResponderEliminar
  2. Estimado Madrileño: Muchas felicidades a usted también. Afortunadamente Pedro está más cerca de vosotros y tenéis la oportunidad de visitarle con solo un par de horas en avión....¡qué privilegio!...ja,ja,
    Saludos,
    Beatrice

    ResponderEliminar
  3. Primero que nada desear para usted y toda su familia que Nuestro Señor les bendiga en este año, y les envíe la lluvia tan necesaria para vuestra vida.

    El programa que anota en la entrada es muy bueno. Yo he pedido a Dios este año me de las fuerzas suficientes para consagrar mi vida a Él y ser un buen padre de familia, cristiano y ciudadano. Estaba buscando una buena manera de hacerlo, gracias a Él que he leído vuestra entrada y ahora tengo una base.

    Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Donner: Muchas gracias por sus saludos. Le deseo que junto a su familia pase usted un buen año, agradando a Dios. Y que él le escuche para que nos mande la lluvia necesaria para regar nuestros campos.
      Lo principal es la oración, no se olvide, y la oración santifica nuestras obras. Me alegra mucho que este plan de vida le pueda servir como guía.
      Le mando un afectuoso saludo,
      Beatrice

      Eliminar
  4. Feliz año compatriota!!!!
    Gracias por sus anotaciones y artículos.
    Änimo y que sea un año mucho mejor para nuestra querida religión y nuestro querido país.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Private Ryan donde quiera que esté. Le mando un fuerte abrazo y le pido que tenga a nuestro amado Chile presente en sus oraciones especialmente para que nos bendiga con abundantes lluvias.
    Un abrazo,
    Beatrice

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Private...¿es usted sacerdote? Vaya sorpresa que me da estimado compatriota.
    Saludos,
    Beatrice

    ResponderEliminar