sábado, 11 de octubre de 2014

Una reseña del New York Times a una conferencia de R.H. Benson, 1912

                                                  
                                                La Opinión de Mgr.Benson
                                    Sobre el protestantismo
     ________________

                                        El hijo del fallecido primado, quien
                                          Renunció al credo de su padre,
                                                Analiza varias creencias.
                                           _____________________________
                                      VE UN PELIGRO EN EL SOCIALISMO.
                                           ____________________________
                                       Cataloga a los cristianos no-católicos
                                              Como místicos, sanadores,
                 socialistas cristianos y modernistas

         El muy reverendísimo Mgr. Robert Hugh Benson de Inglaterra, realizó una conferencia sobre el protestantismo la noche pasada en el Gran Ballroom del Hotel Astor. El salón y los cubículos estaban repletos de clérigos católicos y laicos, quienes aplaudieron al joven clérigo, cuya renuncia a la iglesia de Inglaterra – de la cual su padre el fallecido Arzobispo Benson, Arzobispo de Canterbury,  fue su cabeza espiritual –causó sensación hace unos años atrás.

                                              
         Esta fue la primera de dos conferencias. La segunda titulada “Catolicismo” será dictada el próximo jueves por la tarde en el mismo lugar. Mgr. Benson, usando una gran faja púrpura, fue presentado por el Reverendo Padre Joseph H. McMahon, rector de la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, donde él está dando una serie de sermones sobre cuaresma.
         Algunos de los patrocinadores de estas conferencias son: Mr. And Mrs. William F. Sheehan, Adrian Iselin, jr., la condesa Iselin, Mrs. Robert I. Hoguet, Mr. And Mrs. T.T. Eckert, jr., Mrs. Amy Condert Breunig, John G. Agar, Edward J. Dunphy, Mrs. Theodore F. Tone y Miss Tone. Mr.  Y Mrs. Schuyler Warren, Mrs. De Lancey Kane, y Mr. y Mrs. Thomas Fitzsimons.
         Mgr. Benson, que luce como el típico joven colegial inglés, dijo que él tiene un gran respeto por la devoción y sincera devoción de la comunión anglicana que ha abandonado. Dice que él considera las controversias religiosas en el plano personal como ofensivas e infructuosas, mientras que las concernientes a los principios eran probablemente muy valiosas.
       Después de trazar la ruptura de la cristiandad protestante en varias sectas en la centuria que siguió a la Reforma, proceso que él describe como una consecuencia lógica de la renuncia de los protestantes a la suprema autoridad, Mgr. Benson dijo que estas sectas han comenzado ahora a organizarse ellas mismas en cuatro grupos: los místicos, los sanadores, los cristianos socialistas y los modernistas.
        Acerca de los espiritistas y de los teosofistas dijo que ellos dividen a la humanidad en dos clases: aquellos que son dignos de compartir los misterios espirituales y de recibir comunicaciones desde el mundo espiritual, otorgadas para interpretar el mundo material; y aquellos que incapaces de compartirlos. Dijo que para estos otros los místicos conciben que la forma ordinaria de la religión era suficiente.  Señala que la división del género humano en dos clases, la de los iniciados y la de los no iniciados, era contraria a la idea cristiana de que todas las almas son iguales delante de Dios.
        En el grupo de los sanadores Mgr. Benson destaca entre todos los tipos de sanadores mentales a los líderes del Movimiento Emmanuel y a los Cientistas Cristianos. Dijo que había leído diez veces “Ciencia y salud con la clave de las Escrituras” sin dominar su filosofía y ha sacado como conclusión que él no era esotérico como su filosofía. Declaró que los sanadores basan su filosofía ya sea en la negación del dolor, o en la teoría de que es el mal, y que el remedio para los cuerpos enfermos estaba en la condición precedente al triunfo de la espiritualidad. Agregó que la filosofía cristiana no niega el dolor, y no lo llama un el mal, sino que lo considera al sufrimiento voluntario como un gran instrumento para la santificación.
        Mgr. Benson declara que el socialismo es el enemigo más peligroso de la Iglesia. Dijo que la posición que ellos abrazan considera la vida social del mismo modo como los sanadores respecto a los cuerpos enfermos. Porque así denuncian los obvios males e injusticias y rememoran ciertas semejanzas en sus doctrinas con la cristiandad en muchos puntos, se exceptúa en un punto vital que es la relación con la eternidad más allá de las justicias temporales. El socialismo podría ser un estilo de apóstol del Anticristo. Recordó a sus oyentes que el Anticristo en muchos aspectos debe parecerse a Cristo para que pueda engañar. El peor aspecto del socialismo, incluso en su versión más elevada, era la instalación del Estado sobre la familia como unidad. Dijo que la familia comenzó el género humano, y la Divina Familia lo salvó. La subordinación de la familia significa el fin de la libertad.
         Al modernismo, Mgr. Benson lo denuncia como la anulación de todos los ideales cristianos. En la próxima conferencia él se referirá a los indicios del resurgimiento del catolicismo como el baluarte de la cristiandad histórica.

                            Publicado en el New York Times, 22 de Marzo de 1912.-

Post data: Supongo que habrán leído el post de Rorate Caeli sobre Monseñor Benson. Se me adelantaron...tendré que traducirlo para los lectores de habla hispana.



2 comentarios:

  1. Excelente. Gracias. Tremenda frase: "El peor aspecto del socialismo, incluso en su versión más elevada, era la instalación del Estado sobre la familia como unidad"

    ResponderEliminar
  2. De nada Sergio, gracias por comentar en este recordado día tan especial para los bensonians. Nosotros en Chile estamos comenzando a vivir la literal aplicación de esta frase que citas, especialmente referida a la educación.
    Un abrazo,
    Beatrice

    ResponderEliminar