martes, 16 de abril de 2013

Ave verum corpus natum

 
Salve, verdadero Cuerpo nacido de María
quien fue por los hombres crucificado;
¡He aquí! la sangre mezclada con agua,
que fluye desde el costado traspasado
 
Señor de la Vida, que entonces sufriste,
cuando nos acerquemos a nuestro último aliento
se  Tú para nosotros nuestro Alimento y nuestro socorro,
en la hora terrible de la muerte.
 
Robert Hugh Benson, Poems.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario