viernes, 6 de septiembre de 2013

Chilenos con mala memoria...a mi no me vengan con cuentos

           Este blog no es uno de tipo político ni nada por el estilo. Sin embargo todo tiene su límite, y mi paciencia ya se colmó. Por todos lados han proliferado los recuerdos de los 40 años del Pronunciamiento Militar y las versiones que se dan obviamente siempre dejan a la izquierda como una pobre víctima de un grupo de ambiciosos milicos que quisieron tomarse el poder, y que a la gente poco menos que la andaban matando en la calle.
         Ayer salió un estudio que dice que más de la mitad de los chilenos no entiende lo que lee, pues bien, yo agregaría que además de lo anterior, los chilenos carecen de memoria. Sumado a esto, mis compatriotas carecen en su mayoría  de capacidad de análisis y  de interés por buscar la verdad. Se tragan todo lo que los medios les dicen y ni siquiera se cuestionan si tal cosa es efectivamente así. A mis compatriotas parece que se les borraron de su memoria los tristes años de la U.P...a mí no. Yo tenía cuatro años cuando ocurrió el Golpe Militar y me acuerdo de muchas cosas, como algunas imágenes que siempre me quedaron grabadas: me acuerdo de haber ido a hacer fila a Valparaíso con mis hermanos para conseguir  algo de comida, lo que racionaba la U.P con su inolvidable JAP. A ver si conseguía uno un poco de arroz con gorgojos, o pan, o pasta de dientes...; recuerdo cuando una vez los de la  Ramona Parra rayaron  con consignas marxistas un muro que había en toda una cuadra, enfrente de mi casa, y como al día siguiente los vecinos se organizaron para conseguir pintura y pintar esa asquerosidad.   Me acuerdo cuando mis padres tuvieron que dar sus argollas de matrimonio para contribuir con la reconstrucción del país tras el golpe y como en agradecimiento se les entregó una medalla de cobre que todavía está como reliquia en juna vitrina en casa de mi madre. Recuerdo a mi padre llegar muy tarde del trabajo cuando en el gobierno militar le dieron un cargo, porque había que trabajar muy duro para poder sacar a Chile adelante después de la ruina en la que los dirigentes de la U.P lo habían dejado.  El país estaba quebrado, no había para comer, nuestra moneda no valía nada. Los campos tomados por los campesinos no producían nada. Y mientras se expropiaban los fundos, no se expropiaban las deudas, ¿con que iban a pagar estos antiguos dueños de los fundos y parcelas sus deudas si les quietaron su fuente de ingreso? ¡Qué linda reforma! Los campo botados, las industrias tomadas, los estudiantes en peleas y huelgas permanentes, la guerra civil a una vuelta de la esquina...¿y me vienen a mí a decir que el gobierno de Allende fue el mejor que Chile ha tenido? ¡Qué memoria, qué desastre de memoria!
          Me choca escuchar a los mismos políticos de derecha que trabajaron para el Gobierno Militar -  y vaya cómo se enriquecieron en él- ahora pidiendo disculpas y dándose verdaderas vueltas de carnero. Usufructuaron de cuanto pudieron y ahora se dan vuelta la cahaqueta...si están tan arrepentidos, entonces que devuelvan todo lo que ganaron gracias a los militares y a tantos civiles que anónimamente dieron lo mejor de sí para transformar a mi país en lo que ahora es, al menos desde el punto de vista económico y del progreso social.
           No hay que ser mal agradecidos. Mucha gente murió defendiendo a Chile del marxismo y de que nos convirtiéramos en una segunda Cuba. En Chile estaba lleno de cubanos armados dispuestos a una guerra civil en cualquier momento. Porque a eso íbamos. Después del '73 hasta el último año del gobierno del General Pinochet vivimos en paz. Si uno no se metía en boches, ni en grupos armados, ni en protestas, no tenía nada que temer. No se andaba matando a la gente en las calles a mansalva como les están enseñando a los niños en el colegio. Yo recuerdo que a los doce años salía sola a la calle, iba al centro de Viña del Mar y subía el cerro donde vivía tranquilamente sin nada que temer por mi seguridad. Mi mamá no tenía miedo en dejarme salir sola a comprar...actualmente yo no pensaría en mandar a mi hija sola a la calle a esta misma edad.
           No señores, a mí no me vienen con historias falseadas. Y los mismos que alguna vez fueron partidarios del Régimen Militar, no se han dedicado a enseñarles a sus hijos la verdad histórica, lo que condujo a las FF.AA. a derrocar a Allende. Le han dejado el plato servido a la izquierda para que ellos manipulen la historia a su favor. Y estos críos burgueses van por el mundo despotricando contra un gobierno que ni conocieron, que ni vivieron, hablando cosas inventadas por el clásico lavado de cerebro izquierdista. El antiguo adagio del miente, miente que algo queda, sigue siendo utilizado por ellos, en complicidad con los acéfalos de mis compatriotas que no sólo han perdido su capacidad de asombro, sino que también la capacidad de pensar y de cuestionarse si efectivamente los hechos son tal cual nos lo narra la t.v y sus cientos de programas para recordar los 40 años del Golpe Militar.
La cosa es tan patética, tan penoso es ver cómo han aparecido los arrepentidos del Gobierno Militar que se me hizo vomitivo escuchar o ver las noticias.  Y mientras en Rusia no se juzgó a los comunistas, aquí en Chile no se les perdona a los uniformados habernos liberado del marxismo-leninismo, y ahí los tenemos a los pobres viejos militares encarcelados, solos, traicionados. Abogar por ellos es políticamente incorrecto. No puedo hacer mucho por ellos, pero sí rezar y ser agradecida por todo lo que hicieron para que mis hijos gocen de la libertad de crecer en un país tranquilo, a pesar de todo.
          No volveré a referirme a este tema, pero tenía que desahogarme.

10 comentarios:

  1. En todo de acuerdo, acá en Argentina muchos militares y polocías mayores de 80 años están presos por "supuestos delitos de lesa humanidad" y también son condenados publicamente por muchos católicos que se olvidan de los secuestros, asesinatos, extorsiones, robos,etc de los terroristas marxistas,realmente da pena

    ResponderEliminar
  2. Estimado Juan:
    Así es amigo. La situación de los militares presos en Argentina es peor que la de nuestros presos acá, lo sé por fuente directa. Es una lástima y la mayoría va a morir en la cárcel. Lo mejor que podemos hacer es rezar para que no desesperen y entreguen a Dios este sacrificio.
    Un abrazo,
    Beatrice

    ResponderEliminar
  3. Parece que estás hablando de la actual situación política y social española. También parece que la cobardía y la falta de memoria va por barrios. Y que estamos en manos del enemigo que va ganando la batalla. Oremos para que no celebren la victoria final.

    Celebro verte tan en forma.

    ResponderEliminar
  4. Querido Bate: acá está repleto de "arrepentidos de derecha", y creo que en el PP también debe estar repleto de renegados...allá ellos. Yo por mi parte no me daré vuelta la chaqueta y estaré por siempre agradecida de estos hombres valientes que nos libraron del comunismo. Podrán tener victorias parciales, pero se nos ha prometido que vendrá la Gran Victoria con el triunfo de Aquel Rey a quien esperamos.
    Gracias por tus saludos,
    Un abrazo,
    Beatrice

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, grandísimo Nino Bravo en "Música para la semana".

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  6. Amigo Bate: Esta canción del gran Nino Bravo es un ícono del Gobierno Militar y desde que era niña la he cantado a todo pulmón.
    Un gran abrazo para ti,
    Beatrice

    ResponderEliminar
  7. Contento de que se recupere, aquí no se explicó tanta saña ,salvo desde el punto de vista demoniaco.Hubo tanto ultraje....

    Saludos desde Madrilonia la grande.

    ResponderEliminar
  8. Estimado amigo de tierras lejanas: gracias por sus saludos. Aquí nuestros soldados siguen padeciendo la venganza marxista.
    Un abrazo,
    Beatrice

    ResponderEliminar
  9. Felicidades...he visto tres artículos y me han encantado:
    a. comparto nuestro cariño a Chile (mi patria) pero en la que no estoy hace años..de ahí mi pseudónimo.
    b. Vemos cómo nuestro país olvida su memoria histórica...(pobres militares..pobres chilenos9
    c.Vemos cómo la descristianización va a pasos agigantados...atacando todas las bases de la sociedad...por ejemplo a la mujer..

    Felicidades...y adelante...(no sé cómo llegué aquí..me imagino que debe haber sido uno de los links de alguna página que frecuento quizá alguna de la misa tradicional)
    un saludo..

    ResponderEliminar
  10. Estimado SoldadoRyan: Pocas son actualmente las cosas que me alegran el día, y una de ellas es encontrarme con gente a la cual uno con la cara llena de felicidad les dice: "¿Así, tú también?" De modo que su comentario que ha alegrado el día.
    Digamos que soy de aquello que el mundo actual en masa detesta: añoro los días del Régimen Militar, amo la Misa Tradicional, detesto la actual situación moral y educativa del país. Seguimos haciendo patria, intentando educar cristianamente a los hijos, a pesar de los vaivenes económicos y emocionales. Gracias a Dios en este Chile moderno y terremoetado contamos con varias misas tradicionales repartidas a lo largo, de modo que aún tenemos esperanza.
    Le mando donde quiera que esté querido compatriota un fuerte abrazo, desde el Valle del Aconcagua, entre el mar de Valparaíso y la Cordillera de los Andes,
    Beatrice

    ResponderEliminar