domingo, 8 de diciembre de 2013

Soliloquios de Belen - El Aspid



Nos acercamos a la Navidad, y en medio del Adviento, celebramos a Nuestra Señora Inmaculada, la que aplasta la cabeza de la serpiente. Les presento entonces este nuevo soliloquio donde Ella se hace presente.
Que tengan un domingo santo,
Beatrice

2 comentarios:

  1. Muy bonito.
    Es una peculiar versión de esa idea de que, al final, la salvación llegará a toda la creación, que ahora gime _como diría San Pablo_. Además, con la intercesión de Nuestra Señora.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Anónimo:
    Así es, tal cual usted lo hice. La naturaleza entera está gimiendo y esperando a su Señor, el que hará nuevas todas las cosas.
    Saludos,
    Beatrice

    ResponderEliminar